lunes, 23 de julio de 2012

"Ekin Orekari". Hecho









El Pirineo está lleno de sorpresas, rincones donde poder perderse y vivir una pequeña(o grande) aventura en la vertical de alguna de su infinidad de paredes. El pasado sábado Alberto Fernadez, Iñigo Andola(el V) y el que escribe pudimos recorrer un nuevo camino entre una una de las muchas rocas perdidas del valle de Hecho. En esta misma pared tan solo había una vía, "L´Anmistie pour les crapules", una joyita abierta por Pierre Puiseux y Christian Ravier. Nuestra ruta no es ni demasiado dura, ni demasiado expuesta pero tiene" su aquel", con tramos que piden decisión y otros de puro disfrute. En la fisura desplomada del 2º largo tuve mi sustillo cuando un camalot del 3, aparentemente bueno, se patino cuando le estaba acerando y caí de mala postura pero afortunadamente sin consecuencias. Si es que esta pared me tiene un poco de manía ya que cuando estuve con Manu en" la Anmistie" tambien tuvimos sendas caídas por polvo-barrillo en alguna fisura, que hace que los friends puedan patinar, cuidadín.
El 4º largo tiene un diedro muy bueno en donde Alberto disfrutó de lo lindo.
Una bonita vía en mejor compañía en un valle lleno de sorpresas y rincones por descubrir.

2 comentarios:

Tato dijo...

Epa Mikel, vaya murete más guapo, no?

Mikel Zabalza dijo...

El muro está muy liso. Tan solo el espolón de la derecha sería posible, lo que queda a la izquierda de la nuestra en la parte de arriba. La roca es spuknik...